Consejos para mejorar el orgasmo masculino

Cuando encontramos un nuevo ejercicio que hace que nuestro cuerpo mejore de una forma increíble, es probable que lo compartamos con todos nuestros amigos. Pero cuando se trata de sexo, los hombres no son tan propensos a compartir los nuevos descubrimientos que realizan. Y es una pena. Así que vamos a hacerlo nosotros.

Después de charlar con sexólogos y analizar las más recientes (y calientes) investigaciones, vamos a explicar ocho maneras de llevar el orgasmo masculino al siguiente nivel.

 

  1. Toca tu perineo

Se trata del tramo de piel entre los testículos y el ano, y es un billete directo a la mundo del placer; ya que es una zona llena de terminaciones nerviosas, por lo que es extremadamente sensible.

Algunos chicos dicen que, mediante la aplicación de presión en este área, son capaces de alcanzar orgasmos múltiples. Lo cual es posible, ya que pueden estimular la glándula prostática externamente, a través de su perineo. Durante el coito o el sexo oral, pide a tu pareja que coloque ahí un dedo y presione hasta que notes el efecto.

 

  1. Ejercicios de Kegel

Tanto hombres como mujeres pueden mejorar notablemente la calidad de sus orgasmos utilizando los ejercicios de Kegel

En esencia, se trata de una forma de contraer los músculos del suelo pélvico, lo que te proporciona un mayor control e intensidad durante el acto sexual. Prueba moviendo hacia arriba y abajo el pene con tus músculos, incluso realizando figuras con la punta. Es una forma de ejercitar estos músculos de una forma sencilla.

 

  1. Retrásalo

La demora en la gratificación puede ser una tarea difícil, pero cuando se trata de tu orgasmo, es algo que bien vale la pena.

Un reciente trabajo ha estudiado las ventajas de retrasar el orgasmo de forma intencionada, y su influencia en tener orgasmos más intensos.  Se ha descubierto que si se hace una pausa cuando se está a un 90% de alcanzar el climax, y luego se continua después de “desacelerar” un poco, el resultado es mucho más placentero.

Es una sencilla forma de amplificar el placer: Llega hasta el “limite” de tu orgasmo, desacelera, haz una pausa, y luego empieza de nuevo. Hazlo dos o tres veces antes de dejarte llevar hasta el final.

 

  1. Encuentra tu punto G

Se ha descubierto que los hombres tienen un equivalente al punto G de las mujeres: la próstata. Puedes estimularlo externamente aplicando presión en el perineo pero, si estás interesado en maximizar el placer, tendrás que hacer un pequeño “sondeo anal”.

Haz que tu pareja lubrique su dedo y lo introduzca aproximadamente cinco centímetros en tu ano. Reconocerás el punto cuando lo notes: se trata de una pequeña protuberancia del tamaño de una castaña. Una vez alcanzado, aplicar un poco de presión y masajear suavemente.

 

  1. Aumenta la testosterona.

La principal hormona que interviene en tu orgasmo es la misma que tu cuerpo produce cuando apoyas a tu equipo de futbol preferido, levantas pesas en el gimnasio o ves una película de acción. Investigaciones del Hospital Militar de Atenas han descubierto que cuando tienes más testosterona en tu corriente sanguíneo, más intenso es el orgasmo.

 

  1. Eleva tus testículos

Justo antes de la eyaculación, tus testículos se elevan, acercándose más a tu cuerpo para darle mayor fuerza a tu eyaculación.

Si presionas suavemente tus testículos hacia arriba justo antes de la eyaculación, hará que ésta sea más excitante.

Pídele a tu compañera que coloque la palma de su mano bajo tus testículos, y que los eleve suavemente pegándolos a tu cuerpo. Esto hará que alcances un orgasmo más intenso y satisfactorio.

 

  1. Concéntrate en el físico

A veces, durante el acto sexual, tu cabeza se distrae con otras cosas. Pensando en lo caliente que está tu compañera, recordando el mejor porno que hayas visto o, incluso, pensado en la cena. Para tener un mejor orgasmo, concéntrate en tu cuerpo.

Piensa en esto: Si estás corriendo, rendirás mucho más si te concentras en la carrera que si tu mente se dispersa en otras cosas.

La recomendación es que te centres en la sensación física, y sentirás que tu cuerpo responde mejor.

 

8. Respira

El sexo tántrico nos enseña que debemos controlar la respiración, sincronizando el movimiento de nuestros genitales.

Concéntrate en tu respiración, y trata de reducir su velocidad hasta que esté en sintonía con tu embestidas. Cuando estés a punto de llegar, notarás que tu respiración se acelera. Manteniéndola más lenta aumentarás la cantidad de oxígeno, y el flujo de sangre que alcanza tus genitales, haciendo que el climax sea aún más intenso.


Dejar una Respuesta


Testimonios
Suscripción a Newsletter

Suscribiéndote a nuestra lista de correo te informaremos de todas las novedades del Club Viciux

×
 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir

X